"Como Le Digo a Mi Esposa"

 

'Historias de Bolognesi', 2011

 

El bus esperaba en la estación limeña la hora de partir hacia un pueblo del distrito de Bolognesi, en Ancash. Los pasajeros llegaban, de poco, en poco, y el bus se iba llenando de pasajeros.

LLego la hora de partir y salimos con rumbo a la Panamericana, la carretera que nos ayudaría a llegar a nuestro destino.

El bus tenia sistema de radio y televisión, y ahora solo la radio funcionaba, y tocaba un huayno triste cantado por una cantante peruana, famosa.

Llegamos a la estación de bus de Barranca, se recogió mas pasajeros, y seguimos nuestro viaje. Dejamos la Panamericana, y el bus tomo la carretera secundaria que nos lleva a los pueblos de Bolognesi.


Gorra del Coronel BolognesiEl bus transitaba entre las montañas desoladas ya para llegar a la laguna de Conococha, cuando, sorprendentemente unos 3 delincuentes, encapuchados, aparecieron en la vía, y obligaron al bus a detenerse.

Para evitar el asalto, el conductor del bus decidió continuar su recorrido, sin suerte. Los delincuentes empezaron a disparar, y una de las balas impactó en el conductor, hiriéndolo.

Algunos pasajeros estaban dormidos pero, se empezaron a despertar, por el ruido de los disparos, y empezaron a gritar, "Auxilio!", "Auxilio!". La puerta del bus se abrió de un patadón que uno de los delincuentes propino, y entraron estos al bus gritando:

"Callense carajo o los mato y que nadie se mueva!".

Los rostros de los pasajeros estaban pálidos, y las lágrimas corrían por algunas de sus caras, sin que ellos se dieran cuenta...

Uno de los delincuentes se paro cerca de donde estaba sentado, y pude observar que era joven, tendría mas o menos 20 años de edad. Yo era mas alto que el y pensaba que podía reducirlo fácilmente, si quisiera.

De pronto escuche un disparo, y ví al conductor herido que tenia una pistola en la mano, y al delincuente cerca a la puerta, voltear a mirar al conductor, con pistola en mano tratando de apuntarle, pero solo atino a mirarlo, para luego caerse por las gradas del bus a la carretera. Se escucho un sonido como cuando se tira un saco de papas, y este cae al suelo, sin vida.

El otro delincuente soltó su pistola, y sacándose su capucha, rompió en llanto pidiendo clemencia para que no lo maten. Aproveche este momento para desarmar al tercer delincuente que no opuso resistencia, y agarrando sus manos, por la espalda de el, pedí una soga para amarrarle las manos. Lo mismo hacían otros pasajeros con el otro delincuente.

Después de que los dos delincuente fueron amarrados y recibieron golpazos de algunos pasajeros, los hicimos arrodillar en el pasadiso del bus para continuar con nuestro viaje.

Al sacarle la capucha al tercer delincuente, me sorprendí porque su cara me recordaba a alguien pero no sabia quien.

El cuerpo del delincuente muerto fue puesto en la maletera y el bus arranco. El conductor herido tenia sangre en el hombro pero todavía podía manejar.

En el próximo pueblo que llegamos, el bus paro, cuando vimos a los patrulleros de la carretera, se entrego a los delincuentes y como me bajaba en ese lugar, me comprometí con los policías a dar información del asalto, al siguiente día.

Al día siguiente, llegue temprano a la estación policial y pedí hablar con el delincuente que atrape. Tenia que verlo... Cuando lo vi le pregunte como se llamaba y me dio su nombre. Le pregunte por su familia y me respondió que no tenia a nadie. Su madre había muerto hace como 8 anos atrás, y de su padre, nunca supo nada porque dejo a su mama cuando el era un bebe. Le pregunte cuantos años tenia y me respondió casi 18...

Le pregunte de que murió su madre y me respondió con cólera: "Era una put* y drogadicta que murió de cáncer, no tengo pena por ella porque, me odiaba y pegaba constantemente porque le hacia recordar a mi papa".

Me quede helado cuando escuche el nombre de su madre. Yo la conocí cuando era muy joven, si hace como 19 anos. La conocí en una ciudad grande, tuvimos un pequeño romance, y la deje porque me dijo que estaba embarazada de mi. En ese entonces, me asuste!, y le di toda la plata que tenia y me fui a vivir a otra ciudad, era muy joven no llegaba ni a 20. Nunca mas la volví a ver a ella, no quería saber nada...

Viendo mas detenidamente la cara del delincuente me di cuenta que podría ser mi hijo. Pensé y pregunte mas para finalmente darme cuenta que en verdad, era mi hijo...

Actualmente tengo dos hijos, una mujer de 16 anos y otro varón de 15.

Condenaron a mi hijo delincuente y cuanto le toco salir fui a esperarlo a la salida de la cárcel. Nos saludamos, y le dije que lo llevaría a mi casa y que conseguí este pase como garantía de buena conducta. No sabia como iba a contarle todo esto a mi esposa, pero no había otra, lo tenia que hacer.

Llegamos a casa y encontré a mi esposa infraganti, fumando. Ella me había dicho que ya había dejado ese vicio. Mi esposa al verme se puso nerviosa y yo... Aproveche el momento, y le conté toda la verdad. Ella titubeo un rato para luego abrazarme y decirme,

"Que suerte que se encontraron..".

Mi hijo delincuente cuando escucho que era su papa me quedo mirando largo rato pero después me abrazo y lloro mucho... Yo también llore. Mis hijos no estaban en la casa pero cuando llegaron en la tarde, les presente a su nuevo hermano. Mi hija lloro y mi hijo solo dijo: "Que buena la hiciste viejo, bienvenido hermano!"

Huallanquino

Regresar

Comenta, opina acerca de este tema

Si te gusta esta historia, haslo saber!.
El jurado tomaran en cuenta el numero de lectores que hagan clic en "Me Gusta" de esta pagina.


Server unreachable