LOS CHINOS DE BARRANCA

YA NADIE SE ACUERDA DE LOS CHINOS DE LA ESQUINA

Los primeros 75 chinos llegaron al Perú en 1,613, es una historia larga que contar, pero lo hacemos casi breve, a manera de homenaje a esos personajes chinos, que en el norte chico, especialmente en BARRANCA, en contacto comercial con nuestros pueblos andinos han dejado buenos recuerdos y testimonios de su vida honrada, laboriosa y de arraigo popular

Los Chinos de BarrancaEllos, según las crónicas limeñas, se dedicaban al zurcido de las medias y costurerías, años después cobraron fama de expertos en fuegos artificiales o sea de pirotecnia. Es a partir de 1,849 cuando llegan en grandes cantidades al Callao. Más de 80mil chinos que inmediato fueron “expuestos” al mercado de “carne humana” por los inescrupulosos traficantes, de la manera más humillante, a 400 soles cada uno, para que, para llevar una vida de sufrimientos en las haciendas e islas guaneras.

Una indescriptible esclavitud muy pocas veces contada, tanto así que antes de los 3 años morían a montones por inanición, enfermedad o tristeza. Otros tuvieron mejor suerte contratados como domésticos, obreros en las fábricas o usinas. Algunos hábilmente se convertían en sastres, carniceros, panaderos y hasta abrieron sus “fondas” en los alrededores del mercado central, cuando no todavía existían los famosos “chifas” de Cantón En 1,860 la abusiva peonada en condiciones infrahumanas dio lugar a suicidios masivos, la fuga para buscar nuevos patrones y los tumultos y rebeliones, tal es así que el 4 de setiembre de 1,870 históricamente nada menos que en PATIVILCA Y BARRANCA se produjo la gran rebelión de los llamados “Caras Pintadas”, donde unos 1,200 a 1,500 chinitos con la cara pintada de rojo y azul, al no poder soportar, más mataron a una familia abusiva, saquearon y hasta casi tomaron estos pueblos, liberaron en Paramonga, Upacá, Huayto, Potao y Supe a sus congéneres; pero por desorganizados fracasaron, siendo casi exterminados por las fuerzas a punta de fusil.

No teniendo documentos, ni hablar nuestra lengua optaron por suicidarse o escapar a los valles y unos pocos a los pueblos andinos. Este acto creo vecinalmente creó un sentimiento anti chino y los recomendó muy mal.

Hacia 1,924 según el censo había 45mil chinos en todo el Perú. Obviamente una raza admirable sobretodo por su energía y conciencia del trabajo. En tiempos modernos muchos han llegado a tener sus haciendas propias y empresas grandes, empero la mayoría se ha abierto campo en los negocios, ellos, sino quien más, dieron origen a los populares “chifas” y a las tradicionales tiendas de abarrotes, con su clásica paciencia al cliente de toda calaña, al “vivo” al “criollo” o al niño más ingenuo.

De su tienda “de la esquina”, de su mandil, de sus gajes nacen esos dichos hilarantes: “pelo muelto” , “como puele así”, “se dice aló (arroz)”, “ selano bluto”, etc. Es quizás, este conciudadano chino el más grato, el que menos problemas nos ha traído socialmente y el que más ejemplo de trabajo a demostrado. Precisamente el provinciano comerciante, cuando ha surgido es porque ha visto de reojo al chino trabajador, serio y honrado como su estirpe, que incluso ha colaborado con donaciones con los pueblos de sus fieles clientes.

En Barranca más que nada los negociantes bolognesinos, ocrosinos, recuaínos,cajatambinos, etc desde antes de 1,950 hasta el 70 casi el 80 han tenido muy buenas relaciones comerciales y amicales con cada emigrante chino. Los carros legendarios de Chiquián, Huasta, CAJACAY, Marca -(“El Chiquiano”, “Santa Rosa”, “Landauro” “Vencedor Huastino”, “CRUZ DEL RIO””, “El Cóndor de Marca”, “San Lorenzo de Marca”, etc.)- llegaban a estas ciudades, repletos de abarrotes de las tiendas chinas. En verdad que estos hombres de raza amarilla, siempre han sido respetuosos, amables; casados inclusive con nuestras simpáticas paisanas, cholas de pura sepa que incansables despachaban como si fueran verdaderas chinas. Pero nada es eterno.

Hoy ya no están más. Barranca el ex distrito de los chifas, de los helados, de las pastelerías, de los hoteles, de las farmacias, de las librerías, etc. todos con sus letreros en letra y tinta china ya más nop existen y nos da cierta nostalgia. En el recuerdo brillan por su ausencia los Cam Lung, los Wing Kop, los Julio Wong, los Wua Kong Chang, los Takata, los Alfonso Fung, los Aurelio Wong, los Lucho Fung,, los Watanabe, los Chansen, los Félix Chang, etc -, No quepa duda que viéndolo con ojo clínico: NO HAY CHINO MALO.

ERASMO TRINIDAD CARRILLO

Regresar

Comenta, opina acerca de este tema

Server unreachable