MADRE…

 


Madre, te he negado hasta hoy mi regreso
Porque mi ingratitud desató su mangada
Porque mis miedos aún se aferran a tu paciencia
En cada tarde de aguacero, en mi tristeza


Gorra del Coronel Bolognesi

No creo que no sientan tus apurados pasos
Mi llamado, en mi más profundo sueño
En cada gesto que me refleja el espejo
En cada guiño de mi hijo, en tu recuerdo

Madre, cuando atraviese el umbral de la puerta
Beberé cada sorbo de tu desesperanza
Lavando tus reclamos y desconfianzas
En ese beso anhelado tan postergado

Después, nos sentaremos a reír en el fogón tibio
Y tus palabras escribirán en mi corazón, lagrimas
Mientras Chiquian, oscurece sin darse cuenta
Que un hijo tuyo y de él, ha regresado

Madre, esconde mi ausencia en cada adobe de la casa
En cada nido de pájaro, en el manzano
En cada resquicio de tu ternura herida
Y guárdame en solo un pliegue, de tu sonrisa

Entonces sabrás Madre, que estoy oculto
Que vivo dentro de ti, en el iris de tus ojos
Y que los truenos del olvido, no te han negado
Como negaron a Dios, en el génesis del pasado

La Pluma del Cernicalo

Regresar

 

Comenta, opina acerca de este tema



Server unreachable