Viaje Apestoso

 


He nacido en Chiquian pero este era la primera ves que iba a Argentina. Llegue al aeropuerto Jorge Chavez con las justas para tomar el avión hacia Argentina. Eran las diez y media de la noche y mi vuelo salía al las 12 y 15 de la noche. Al entrar al aeropuerto podía ver la larga cola en Aerolíneas Argentinas. El aeropuerto estaba lleno de gente. Con maleta en mano me encamine hacia la cola y espere mi turno para chequearme con el vuelo hacia Buenos Aires. Me atendió una muchacha joven, Argentina, que después de chequearme me mando a otra oficina a pagar los impuestos de salida. Al encaminarme hacia la oficina donde se pagan los impuestos podía ver la cola de los viajeros de mi vuelo. Había gente de todas partes, hasta backpackers que seguro habían llegado del Cuzco. Al pasar la cola sentí un olor nauseabundo y pensé que alguien se había tirado un pedo. Aguante la respiración y seguí caminando.

Después de pagar los impuestos de salida, y ya mas tranquilo me encamine a la sala de espera para esperar mi vuelo. Pase el chequeo de seguridad y me senté a esperar a que llamen a los pasajeros.

Al escuchar "Aerolíneas Argentinas anuncia la salida de su vuelo 998 con destino a Buenos Aires..." Aborde mi vuelo.

Caminando hacia mi asiento pude ver que el vuelo estaba repleto en su totalidad con excepción de algunos asientos. Ya en mi asiento cogí una almohadita y frazada me cubrí y cerré los ojos con la intención de dormir

El olor nauseabundo que había experimentado antes me despertó. Abrí los ojos y vi que todavía había gente abordando el vuelo. Escuchaba palabras como "Dios mió que es eso" o "Que apesta". Una señora empezó a toser y un bebe empezó a llorar. Escuche murmullos y la gente volteava a mirar a todas partes.

Dos backpackers europeos pasaron cerca de mi asiento y pude sentir de donde venia el olor. Se sentaron dos asientos atrás de mi y el olor era insoportable. Seguro que no se habían bañado por lo menos un semana. El señor que se sentaba al lado de los dos backpacker llamo a la aeromoza y pidió que le cambien de asiento. La aeromoza contesto que el vuelo estaba lleno y que vería si había alguna cancelación.

De pronto el olor paro y voltee a chequear donde se sentaban los backpackers y ya no estaban allí. Un señor que se sentaba un asiento adelante saco una colonia de su maletín y lo esparció en los asientos de los backpackers. Al instante la aeromoza anunciaba en los parlantes que el vuelo se atrasaría por rasones que ya nosotros sabíamos. Escuche, que le habían pedido a los backpackers que usaran el baño. Pude escuchar con claridad, "Es que tienen otra costumbre y no se bañan tan seguido" en voz de mujer.

Al poco rato veo que la gente que limpiaba aviones entraba al avión. Me entere que los habían llamado para limpiar el baño de nuevo, después que los backpacker lo usaron.

Me desperté para ir al baño cuando estábamos a medio camino a Buenos Aires. Al pasar por el asiento de los backpackers, los vi bien dormidos, el olor era menos y casi toda la gente estaba dormida. No se si ese olor nos puso a dormir o seria que era de madrugada.

Llegando a Buenos Aires vi a los backpackers desaparecer en la multitud del aeropuerto. Desaparecían como desaparecía el olor que generaron. Una sensación de satisfacción de oler aire puro me embragaba y ya me sentía mejor.


Regresar

Comenta, opina acerca de este tema


Server unreachable